viernes, 12 de mayo de 2006

Paz



Quiero paz, un poco nomás, necesito relajarme, pisar la pelota y mirar la cancha. Necesito viajar mentalmente a esa imagen de Cai, mi cuñada, entrando en el mar, ese cristalino mar de Cayo Guillermo, cristalino y tranquilo, que te invita a disfrutar del momento.
Porqué corremos tanto en esta bendita ciudad????. A quién queremos alcanzar??????. A dónde vamos???. Porqué si no compito con alguien no sirvo? No, esto de correr por correr no me gusta, decimos que si nos alejamos un poco, apenas unos kilómetros, ya nos transformamos en otro ser humano. Porqué no ser otro ser humano aquí, donde uno nació y se estableció. Quiero parar la pelota!. Necesito parar la pelota. Y lo voy a lograr. Levantemos la vista y hagamos la pausa. Me rodean personas a las que amo y me son imprescindibles para vivir el día a día. A ellos, mil gracias por estar.

1 comentario:

Irene dijo...

Cada ser humano arma su propio partido y es dueño de la pelota, salvo aquellos que no saben qué partido quieren jugar y juegan el de la mayoría, a ciegas y por ende sin saber si les interesa cómo se juega ese partido y si el resultado al que apuntan es el que realmente los llenará de satisfacción.
Sólo vos podés para la pelota !!!
Dale, que vos sabés qué partido querés jugar :-)

besos